Mar 07

10 SEÑALES DE QUE TE ESTÁS CONVIRTIENDO EN UNA “SEÑORA DE LOS GATOS”.

(O señor, no discriminamos).

Señora de los gatos.

A las personas nos gusta coleccionar cosas: sellos, esculturas egipcias, cinturones y, también, animales. Los hay quienes albergan a docenas de perros en casa, los que han convertido su pajarera en un santuario de aves y, también, la que almacena gatos como una solución desesperada a la soledad o como respuesta a su amor gatuno, alias te estás convirtiendo en ese cierto personaje de Los Simpsons que todos conocemos, la señora de los gatos.

Para quedarte más tranquilo, comprueba estas 10 señales de que te estás convirtiendo en una señora de los gatos (o señor, no discriminamos).

Señora de los gatos.1.- EL HIJO CON SIETE VIDAS.

Cuando comienzas a llamar a tus gatos “tus hijos” y te refieres a ellos como tal cuando hablas con amigos o familiares se intuye claramente que el vínculo humano-mascota traspasa fronteras empiezas a convertirte en la señora de los gatos. Peligroso… y adorable.

Señora de los gatos.2.- CAT FASHION.

La mayoría de tus camisetas y bolsos incluyen estampados de felinos y estás constantemente a la zaga de nuevos productos en Internet tanto para ti como para regalar a unos amigos que en secreto piensan “¡BASTA!” otro síntoma de que eres la señora de los gatos.

3.- UNA CUESTIÓN DE PRIORIDADES.

Tu paga extra de Navidad la inviertes en comprar comida especial para tus gatos en lugar de comprar bombones, cava o caviar para ti.  Eso es amor de la señora de los gatos.

4.- MONOTEMÁTICO.

El 99% de tus conversaciones son acerca de gatos o tratas de enfocarla siempre hacia el terreno gatuno.  No sabemos cómo, pero lo hacen.

5.- ¡ESCÁNDALO!

Enseñar un vídeo como este, convertido en viral hace unos meses, a una amante de los gatos puede  ser sinónimo de escándalo, bronca y un extenso discurso acerca de los daños psicológicos que estas tonterías infringen a esos pobres animales. 

Señora de los gatos.6.- BUENA COMUNICACIÓN.

Entablas conversaciones con tu gato como si se tratara de tu mejor amigo y sabes que él te responde con unos maullidos que interpretas a la perfección.  El lenguaje gatuno fue hecho para ti y, seguramente, es así porque tuviste siete reencarnaciones y en una de ellas fuiste un gato egipcio.

Señora de los gatos.7.- MUY GENEROSO

Tiendes a quedarte con todos los gatitos que ves por la calle o, al menos, llamar encarecidamente a las veinte protectoras de animales registradas en tu móvil porque en la tuya propia ya no caben más.  En conversaciones con amigos, alguien te dice a modo de anécdota que vio un gato precioso por la calle la noche anterior, como eres la señora de los gatos tú responderás con un  ¿Por qué no me llamaste?  ¿¡POR QUÉ!?

Señora de los gatos.8.- UNA HABITACIÓN PROPIA.

Tus gatos poseen su propia habitación para su libre albedrío.  Además, las terrazas tienen mamparas protectoras, las cestas salpican gran parte de tu apartamento, una parte del salón es zona recreativa para felinos con juguetes varios, tienes quita pelos almacenados en cantidades industriales en el armario y has hecho decopuage en todas las cajas viejas que tenías por si eran útiles para tus gatos.

Señora de los gatos.9.- RUMBO A JAPÓN.

Has comenzado a ahorrar dinero para viajar a Japón.  ¿Por Tokyo?  ¿Por subir al Fuji?  ¡NO! Simplemente por los cat cafés, esos lugares en los que puede tomar un té entre gatos y, si puedes, incluso meterte a uno en el bolso.  Sólo por añadir un ejemplar exótico a tu colección, además de las consecuentes maletas llenas de souvenirs inspiraros en Hello Kitty, esa heroína secreta a la que rindes tributo en privado.

Señora de los gatos.10.- ¿PERROS?

Cuando un perro pasa por tu lado sientes la necesidad de apartarte, apenas sabes cómo tratarlos, te irritan y el bello se te eriza en cuanto uno te ladra.  Comienza la metamorfosis alias síndrome Catwoman (señora de los gatos).

Señora de los gatos.Estas 10 señales de que te estás convirtiendo en una “señora de los gatos” pueden no ser reconocibles en un principio, pero si prestamos atención a los detalles, conversaciones y hábitos que inundan nuestra rutina posiblemente comprobemos esa inquietante realidad e, incluso, pronosticar tu futuro: lanzarás gatos a los repartidores del delivery, no sabrás lo que son los peines y tu dieta sólo se compondrá de leche y latas alimento para gatos.

¿Crees que tú también te convertirás en una señora de los gatos?

 

#TarjetaDeDescuentosAnimalCare

Fuente: batanga.com / Alberto Piernas.

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 

Loading...