Sep 24

DISFRUTA AL BAÑAR A TU PERRO.

perro

Para no terminar empapado, con un charco dentro de casa y tu perro salpicando agua, leer esto te ayudará.

NO HAGAS DEL BAÑO UN TRAUMA.

perro

La clave para no pelear con tu perro a la hora de bañarlo es no meterlo de golpe a la tina. A menudo un perro no conoce una bañera hasta que alguien la arroja dentro de ella y de pronto se ve con el agua hasta el cuello y cubierta de jabón. Tú también te enojarías si te hicieran eso.

Debes preparar a tu perro para su primer baño con la mayor anticipación posible. Enséñale que estar dentro de la tina es una experiencia agradable. perroComienza con una bañera vacía. Si el perro es pequeño, puedes alzarlo y meterlo en ella; si es de una raza grande, anímalo a que él mismo se meta. Intenta atraerlo con su juguete favorito. Juega con él, o acarícialo y háblale con voz suave. Luego, sácalo despacio de la tina.

Unos días después repite la estrategia, pero esta vez pon un poco de agua en la bañera. En la siguiente ocasión, llénala un poco más. Mantén el agua siempre tibia para que el perro la disfrute. Cuando puedas mojar a tu perro por completo sin que proteste, ¡estará lista para la hora del baño! O casi lista…

ALGUNOS PREPARATIVOS.

perro

Antes de darle a tu perro su primer baño completo, cepíllale el pelo para desenredarlo; de lo contrario, todos los nudos se harán más apretados cuando le mojes el pelo. Luego, asegúrate de tener a la mano la toalla que usarás para secarlo; ir a buscar una cuando tu perro ya está dentro de la tina puede convertirse en un drama, sobre todo si está tratando de huir.

LÁVALE TODO EL CUERPO.

perro

No dejes sucias las partes de difícil acceso. Si te limitas a tallar el lomo y los costados, tu perro no quedará completamente limpio. Necesitas lavar muy bien el vientre y la totalidad de las patas, que es donde se acumula más suciedad. Lávale también la cabeza, la cara, las orejas y la cola.

EVITA QUE SE TE ECHE ENCIMA.

perro

Si el perro se pone nervioso y trata de echar a correr, debes mantener la calma y ser firme a la vez. No alces la voz; si lo haces, sólo reforzarás su ansiedad. Continúa el baño y háblale con voz tranquila. En cuanto el perro se haya calmado, dale una palmadita, e incluso puedes premiarlo con comida al final del baño.

LOS TOQUES FINALES.

perro

Al secar a tu perro, evita frotarle el pelo con la toalla; eso sólo hace que se le enrede, sobre todo si es largo. Es mejor que hagas un poco de presión con la toalla en todo el cuerpo hasta eliminar por completo el exceso de humedad. Por último, cepíllale el pelo otra vez. Así podrás salir a dar un paseo y disfrutar la compañía de un perro limpio y contento.

Recuerda usar un champú formulado especialmente para perros, no para personas.

 

#TarjetaDeDescuentosAnimalCare

Fuente: selecciones.mx / Del libro Don’t screw it up.

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 

Loading...