Sep 21

HISTORIAS DE UN ANIMAL HEROICO

 

heroicoA su peculiar manera, son capaces de demostrar que nos quieren y se ganan nuestro corazón para siempre.

LA BELUGA SALVAVIDAS.

 heroico

Yang Yun, de 26 años, tenía un sueño: trabajar con cetáceos. Para cumplirlo, participó en una competencia en el parque temático Polarland de Harbin, en el noreste de China, cuyo premio era un contrato para nadar con las dos belugas del parque, Mila y Nicola.

Yun quedó entre siete finalistas y la última prueba era sumergirse lo más hondo que pudiera en un tanque de agua helada con las belugas sin usar equipo de respiración. Casi llegó al fondo, pero las piernas se le acalambraron heroicodebido a la baja temperatura del agua; no podía moverlas para salir a flote, y pensó que iba a morir.

Fue entonces cuando los heroicos belugas acudieron en su auxilio. “Ya no podía aguantar la respiración y me hundí aún más”, contó después a los periodistas. “Estaba segura de que era el final, de que me iba a morir allí, pero entonces sentí una fuerza increíble debajo de mí que me sacó a la superficie”.

heroicoMila y Nicola, ambas de dos metros de largo, nadaron hasta Yun y la empujaron hacia la superficie. De pronto la primera le sujetó una pierna con el hocico y la impulsó hacia arriba.

 

“Mila se percató del problema antes que nosotros”, dijo un vigilante del parque posteriormente. “De repente vimos salir del tanque medio cuerpo de la joven, y luego a Mila empujando una de sus piernas con el hocico. heroicoEs un animal muy sensible acostumbrado a trabajar con humanos, y creo que Yun le debe la vida”.

Guiadas por sus entrenadores, las dos belugas ejecutan todos los días una hermosa danza subacuática para los visitantes del parque. Mila es famosa por su gran sensibilidad e inteligencia, y ahora se le reconoce también el mérito de haber salvado una vida humana.

UNA GATA QUE OLFATEA EL CÁNCER.

heroico

¿Pueden los animales detectar enfermedades? “Sí, definitivamente”, dice Wendy Humphries, de 52 años. Esta mujer británica, madre de dos niños, decidió acudir al médico luego de que Fidge, su gata de 10 meses de edad, empezó a saltarle sobre el seno derecho todas las noches, cuando ella se tendía en el sofá.

“Me saltó encima todas las noches a lo largo de dos semanas”, cuenta Wendy. heroico“Fui a ver a mi médico porque pensé que Fidge me había lastimado con tanto brinco”.

El médico le encontró un nódulo del tamaño de un frijol en el seno derecho. Resultó ser cáncer y se habría propagado hasta causarle la muerte si no se le hubiera descubierto a tiempo.

La quimioterapia y una mastectomía le salvaron la vida a Wendy, pero ella atribuye su buena suerte al sexto sentido del heroico Fidge. En Alemania y Japón se ha demostrado que algunos perros heroicoadiestrados pueden olfatear enfermos de cáncer con precisión, pero éste es el primer caso conocido de un gato que parece tener esa habilidad.

“No lo podía creer”, admite Wendy. “Jamás imaginé que los gatos fueran capaces de eso. Pensaba que sólo los perros podían”.

EL NUEVO AMIGO DE LOS RINOCERONTES.

heroico

Con tantos rinocerontes masacrados todos los años por sus cuernos, los desesperados conservacionistas sudafricanos han recurrido a un tipo de ayuda diferente. Están adiestrando perros rastreadores para que olfateen cuernos de rinoceronte en puertos y aeropuertos y ayuden a reducir la que quizá sea la tercera mayor industria ilegal, después del tráfico de drogas y el de personas, dice Kirsty Brebner, directora del Proyecto Rinoceronte del Fideicomiso para la Fauna Amenazada (EWT, por sus siglas en inglés).

El perro más eficiente del equipo es Rico, un heroico pastor belga malinois de tres años de edad, raza reconocida por su agudo sentido del olfato y buena disposición para trabajar. heroicoEntrenado para realizar tareas de búsqueda y rescate en Alemania, Rico se distinguía por su inteligencia, y en marzo de 2012 lo trasladaron en avión a Sudáfrica. Allí fue puesto bajo un entrenamiento especial por el adiestrador Warwick Wragg, y pronto aprendió a olfatear cuernos de rinoceronte y marfil. Hay planes de adiestrarlo también para que rastree abulón y otras especies de animales entre los cargamentos.

heroicoActualmente Rico realiza sus labores en el Aeropuerto Internacional Oliver R. Tambo, en Johanesburgo, y ya ha olfateado cuernos de rinoceronte, así como piel y colmillos de elefante (las autoridades sudafricanas están investigando varios otros casos).

“Las habilidades de detección de delitos que Rico ha aprendido resultan muy esperanzadoras para la causa de los rinocerontes y de la fauna en general”, dice Brebner.

GLYNIS HORNING.

heroico

La perra guía que evitó que un bebé muriera atropellado.

Jessica Cowley, una madre invidente de 28 años, salió a dar un paseo cerca de su casa, en Lancashire, Inglaterra, con su hijo Jacob, de un año, al que empujaba en su carriola, y su perra guía, Jet, la cual vivía con la familia desde hacía cinco años y de la que Jessica dependía mucho.

Cuando empezaban a cruzar la entrada de un estacionamiento, Jessica oyó el chirrido de los frenos de un auto. el heroico Jet se le soltó de las manos un segundo antes de que el coche fuera de control la golpeara por detrás y la arrojara al suelo. Tendida boca abajo, sintió alivio al oír a su bebé llorando, pues pensó que estaba ileso.

Un veterinario que vio el accidente más tarde le dijo que la perra le había salvado la vida al niño. heroicoJusto cuando el auto iba a golpearlos, tiró de su correa para soltarse y dio un salto para empujar la carriola y apartar al bebé de la trayectoria del coche.

“La perra estaba preocupada por mí, pero luego de lamerme la cara y comprobar que estaba consciente, se tranquilizó”, contó Jessica.

Todos sobrevivieron al accidente, que se produjo cuando el coche fue golpeado por detrás por otro vehículo. Aunque Jacob se hizo una cortadura en un labio al caer fuera de la carriola, ésa fue su única lesión. Jet no había sido adiestrada como animal de rescate, pero por instinto se lanzó para proteger al niño.

“Jet ama a Jacob y lo cuida como si fuera suyo”, comentó Jessica. “Estoy muy orgullosa de ella”.

EL PERRO QUE HALLÓ UNA BEBÉ EN EL BASURAL.

heroico

Pui, un perro de raza bangkaew, pasaba la mayor parte del día buscando restos de comida en el vertedero de basura de un pueblo rural situado al norte de Bangkok, Tailandia. Pero un día, dentro de una bolsa de plástico entre los desperdicios, encontró una niña recién nacida, la recogió con el hocico y la llevó a la puerta de la casa de Gumnerd Thongmak, su humano.

heroicoEl heroico perro ladró con fuerza hasta que la sobrina de Gumnerd, de 12 años, salió a ver qué ocurría. Sin tardanza ella y su madre llevaron a la niña a un hospital. Al examinar a la pequeña, los médicos supusieron que había nacido prematuramente, tal vez a los siete meses de gestación, ya que pesaba 2.2 kilos. Le salvaron la vida, y Pui se convirtió en el héroe de la comunidad.

UN AVE QUE HACE HUIR A LOS LADRONES.

heroico

¿Quién necesita un perro guardián? Charlie, una guacamaya macho a la que le encantan el budín de plátano y el pollo frito, sabe muy bien cómo cuidar una casa.

Una mañana de septiembre, muy temprano, Jack Dukes, de Arkansas, se despertó cuando dos hombres llamaron a su puerta. Como pensó que tenían problemas los dejó entrar, pero ellos lo golpearon exigiendo drogas. heroicoEn eso Charlie saltó de su percha, se arrojó sobre uno de los intrusos y le arrancó un trozo de piel de un brazo. “¡Larguémonos de aquí!”, gritó el sujeto y huyó con su cómplice.

El heroico Charlie no es la primera ave que ha acudido en auxilio de un ser humano. En 2008, un loro llamado Willie alertó a su cuidadora cuando la pequeña niña a la que ésta cuidaba empezó a atragantarse con un trozo de pan, en Denver. “¡Mamá, bebé!”, gritó varias veces mientras batía las alas hasta que su humana se percató y salvó a la niña con la maniobra de Heimlich.

LA BURRA ELLIE CUIDA A SUS COMPAÑEROS.

heroico

Cuando un incendio comenzó a rodear el poblado de Paradise Park, Colorado, Mike y Sharon Guli no tuvieron más remedio que abandonar su pensión equina. Pusieron dos burros y cuatro caballos en un pastizal y luego huyeron en busca de un refugio.

Mientras se alejaban, telefonearon a los cuidadores de Ellie, una burra de cinco años de edad, para ver si podían recogerla en el pastizal, pero ya era demasiado tarde. El fuego había cerrado los accesos a Paradise Park, y lo único que podían hacer era rezar para que los animales sobrevivieran.

heroico

Tres días después, los bomberos hallaron en el pastizal a Ellie, al otro burro y a tres de los cuatro caballos. “Ellie caminó hasta uno de los hombres y apoyó la cabeza contra su pecho”, contó Mike. Los bomberos supusieron que la burra había reunido a los animales y mantenido la calma durante el incendio, del que sobrevivieron con quemaduras menores, pero sin lesiones graves.

“A lo largo de los años he visto a Ellie hacer cosas increíbles”, aseguró Mike a los periodistas posteriormente. “Ella cuidó al otro burro y a los caballos. Se encarga de protegerlos”.

UN PONI QUE INFUNDE ÁNIMOS.

heroico

Mr. P, el primer poni de terapia asistencial del Reino Unido, lleva alegría y consuelo a niños enfermos y a adultos mayores. A su cuidadora, Katy Smith, se le ocurrió dedicarse a la práctica de la terapia asistida con animales cuando su padre necesitó rehabilitación después de haber sufrido un infarto, dos años antes. Fue así como encontró a Mr. P.

Ahora este caballo miniatura americano, junto con Wish y Monet, otros dos ponis, visita con regularidad hospitales y hogares para ancianos a fin de animar a los internos. heroico“He visto personas que tienen dificultad para comunicarse con sus cuidadores pasar el tiempo hablándole con cariño a Mr. P”, dice Katy, “y a residentes alterados que se calman casi al instante cuando el poni llega.

”Él apoya la cabeza en su cama para que lo acaricien, o les da un tope leve. Es como si supiera lo que necesitan”.

UN TERRIER CAZAVÍBORAS.

heroico

La criadora de ganado Joy Weston y Monty, su heroico perro terrier, se volvieron inseparables desde que su hija se lo regaló cuando era un cachorro. Quince años después, Monty aún corría más que los dos rottweiler de Joy y Neville, su esposo, siempre que daban un paseo matutino en su granja, en el noroeste de Sudáfrica. “Monty tenía una gran determinación”, refiere Joy.

heroicoNo supo cuánta hasta una calurosa tarde de 2012. Estaba trabajando en su huerto, en sandalias, cuando de pronto una víbora bufadora se atravesó en su camino. “Chocamos”, dice Joy. La serpiente le clavó los colmillos en un pie y se aferró a él. Mientras Joy trataba de sacudirse al reptil, Monty llegó corriendo, hundió sus dientes en la víbora y tiró de ella hasta que soltó el pie de Joy; entonces se alejó, sujetando con el hocico a la serpiente.

heroicoCuando Neville llegó a la granja, encontró a Monty montando guardia junto a la serpiente muerta, y a su esposa en el suelo, con el pie hinchado. La llevó a toda prisa al hospital, donde le suministraron suero antiofídico polivalente, el cual le produjo un choque anafiláctico (una reacción alérgica). Una inyección de adrenalina le salvó la vida, pero estuvo cerca de morir.

heroicoSin embargo, la preocupación de Joy era que la víbora hubiera mordido a su heroico perro también. Monty tenía hinchado el cuello, pero, al igual que su humana, se recuperó totalmente. “Ni siquiera se requirió que el veterinario lo revisara”, afirma Joy, maravillada. “Es un perro especial, ¡y ahora los dos tenemos cicatrices para probarlo!”.

 

#TarjetaDeDescuentosAnimalCare

Fuente: selecciones.mx / Helen Signy.

 

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 

Loading...