Jun 03

LOS ÁFIDOS O PULGONES.

6 fascinantes curiosidades.

 áfidos o pulgones

Los áfidos, también conocidos como pulgones, son insectos extremadamente abundantes en la naturaleza. Se pueden encontrar con frecuencia tanto en los parajes naturales como en los cultivos, y probablemente también habiten en tu jardín o en esas plantas que adornan tu ventana. A pesar de ello, pocas personas conocen algo sobre estos pequeños y fascinantes animalitos de los que hoy queremos contarte 6 fascinantes curiosidades. Comenzamos.

 

áfidos o pulgones1.- LOS ÁFIDOS O PULGONES CARECEN DE ALAS (HASTA QUE LAS NECESITAN).

Los áfidos o pulgones son generalmente ápteros (no tienen alas), y por lo tanto, no puede volar. Como te podrás imaginar, esto los puede poner en gran desventaja si las condiciones ambientales se deterioran. Cuando la planta huésped se llena de demasiados áfidos hambrientos, o si se seca, estos pueden necesitar dispersarse y encontrar nuevas plantas hospederas rápidamente. Es entonces cuando se necesitan las alas y estas les salen. Al ser tan coyuntural, los áfidos o pulgones alados no son precisamente unos expertos voladores, pero pueden aprovechar muy bien una ráfaga de viento para mudarse hacia otra planta hospedera.

 

áfidos o pulgones2.- LOS ÁFIDOS O PULGONES HEMBRA PUEDEN REPRODUCIRSE SIN APAREARSE.

Debido a que los áfidos o pulgones tienen tantos depredadores, su supervivencia colectiva depende de su número. Una forma rápida y fácil de aumentar la población es simplemente prescindir del apareamiento. Así, los áfidos o pulgones femeninos son partenogenéticos, es decir, no necesitan del macho para reproducirse. De forma similar a las famosas muñecas rusas, un pulgón hembra puede llevar dentro a jóvenes áfidos en desarrollo, y estos a su vez ya estarán desarrollando otros en su interior. Esto acorta significativamente el ciclo de desarrollo y aumenta rápidamente las cifras poblacionales.

 

áfidos o pulgones3.- LOS ÁFIDOS O PULGONES EMITEN UNA ALARMA CUANDO ESTÁN EN PROBLEMAS.

Como muchos otros insectos, algunos áfidos utilizan las feromonas de alarma para advertir de una amenaza a los otros áfidos de la zona. Un pulgón bajo ataque liberará estas señales químicas mediante sus sifones y sus vecinos rápidamente buscarán amparo. Por desgracia para ellos, algunas mariquitas han aprendido su idioma y son capaces de utilizar las feromonas de alarma para localizarlos fácilmente.

 

áfidos o pulgones4.- LOS ÁFIDOS O PULGONES TIENEN UN MONTÓN DE ENEMIGOS.

Los áfidos son lentos, regordetes y presumiblemente deben tener un sabor dulce. Una sola planta puede albergar cientos o incluso miles de pulgones, ofreciendo un verdadero aperitivos para los depredadores. Entre ellos se encuentran las mariquitas, las chinches piratas, algunas larvas de escarabajos, los sírfidos, los insectos damisela y ciertas avispas, entre otros muchos. Los entomólogos incluso tienen un término para los insectos que se alimentan de los áfidos o pulgones: afidófagos.

 

áfidos o pulgones5.- ALGUNOS ÁFIDOS O PULGONES SON MUY APRECIADOS POR LAS HORMIGAS.

Es muy frecuente que cuando derramamos azúcar sobre una superficie, al poco rato esta se llene de un grupo de hambrientas hormigas. Esto sucede porque muchas hormigas ciertamente adoran los productos azucarados. Por ello, no es de extrañar que algunas de ellas se dediquen al pastoreo de los áfidos o pulgones, siendo capaces incluso de llevarlos de planta en planta y de “ordeñar” la melaza que estos liberan. A cambio de la golosina, las hormigas les proporcionan a los áfidos o pulgones protección contra los depredadores. Algunas hormigas incluso llevan a los áfidos o pulgones a su nido durante los meses de invierno, manteniéndolos a salvo hasta la primavera.

 

áfidos o pulgones6.- LA CACA DE LOS ÁFIDOS ESTÁ LLENA DE AZÚCAR.

Los áfidos o pulgones se alimentan perforando el floema de la planta que los hospeda y chupando ávidamente su savia. Por desgracia para ellos, en gran medida la savia está compuesta por azúcar y pocas proteínas, por lo que deben consumir una gran cantidad para satisfacer sus requerimientos proteicos necesarios. El exceso de azúcar que eso implica en su cuerpo tiene que eliminarse, y lo hacen defecando en forma de una gota azucarada semejante a la melaza. Es por ello que una planta infestada de pulgones rápidamente se hace pegajosa al tacto.

 

¿Sabías que los áfidos o pulgones podían ser tan curiosos y sofisticados?

 

#TarjetaDeDescuentosAnimalCare

Fuente: Curiosidades.B. / Daril De la Nuez.

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 

Loading...