Jun 16

LOS COLIBRÍES SABOREAN LO DULCE

Gracias a un curioso cambio evolutivo.

colibríesLos colibríes son conocidos, además de por su belleza, su diminuto tamaño y la increíble velocidad con que baten sus alas, por ser unos fieles amantes de las cosas dulces. Así, muchas veces basta con dejar un pequeño frasco con agua azucarada en el jardín para que alguna de estas pequeñas aves se acerque a revolotear a su alrededor e introduzca su larga lengua para saborearlo. Hasta aquí todo muy normal, si no fuera porque… ¡las aves carecen de receptores del gusto para el sabor dulce! Entonces ¿qué ocurre en los colibríes para que adoren este sabor y lo busquen activamente?

 

IMPLACABLES DEVORADORES DE NÉCTAR.

 colibríes

Los colibríes están distribuidos en prácticamente todo el continente americano en zonas que van desde el nivel del mar hasta las altas montañas y se han diversificado tanto que hoy se conocen más de 300 especies, todas ellas de pequeña talla, incluida el ave más pequeña del mundo, oriunda de Cuba.

 

colibríesAl tener un metabolismo híper acelerado, estos animalitos necesitan consumir grandes cantidades de comida cada día, incluso muchas veces más que su propio peso, ya que esta se gasta rápidamente en su actividad diaria. Aunque parte de su dieta se compone de pequeños insectos, es sabido que es el néctar azucarado de las flores su principal y preferido menú. Esta sustancia, al ser rica en hidratos de carbono, es una fuente energética invaluable que los colibríes han sabido aprovechar muy bien, para lo cual han forzado la evolución de su paladar de una manera hasta ahora desconocida.

 

colibríes¿CÓMO LOS COLIBRÍES DETECTAN EL SABOR DULCE?

Intrigados por la dieta azucarada de los colibríes a pesar de que las aves carecen del gen que codifica para el receptor del dulce, algo que se descubrió en el 2004 con la secuenciación del genoma del pollo y se comprobó después en otros pájaros, los investigadores decidieron emplearse a fondo para descubrir el origen del amor por lo dulce en los colibríes.

 

colibríesPara ello, clonaron en el laboratorio las proteínas producidas por los genes T1R1 y T1R3, que están presentes en todas las aves y responden al sabor umami. Al analizar su reacción en un cultivo celular, vieron que en el caso de aves y vencejos, el receptor se estimuló rápidamente ante el sabor umami, como era de esperarse, pero sin embargo, en el caso de los colibríes, su respuesta fue muy débil ante la fuerte reacción que tuvo ante los azúcares. Al analizar a fondo este receptor, detectaron una acumulación de mutaciones ancestrales que contribuyeron sin dudas a este cambio particular en los colibríes

 

 

No se conoce en qué momento ocurrió la variación que permitió a estas pequeñas aves y otras pocas explotar el néctar de las flores a pesar de carecer de sistema sensorial específico para ello, pero de lo que sí existe certeza es de colibríesque este hecho pudo contribuir considerablemente a la extraordinaria diversidad de colibríes que existen hoy en día y de que en América podamos ser testigos habituales de estas preciosas aves revoloteando de flor en flor en busca de su premio azucarado.

 

Interesante descubrimiento, ¿verdad?

 

#TarjetaDeDescuentosAnimalCare

Fuente: Curiosidades.B. / Daril De la Nuez.

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 

Loading...