Ene 06

¿POR QUÉ TENEMOS MIEDO A LAS SERPIENTES?

¿POR QUÉ TENEMOS MIEDO A LAS SERPIENTES?

 0.- ¿Por qué tenemos miedo a las serpientes

Las serpientes son unos de esos animales que más miedo no suelen causar. A pesar de que hay personas a las que nos gustan bastante, hay que reconocer que la reacción más usual en los humanos ante estos reptiles o algo que se le parezca en un primer momento es la manifestación del miedo o, cuando menos, de respeto, siendo la decisión consciente más usual la de mantener las distancias o huir.

 

Pues bien, al parecer esta reacción el miedo a las serpientes tiene una explicación neurobiológica según estudios recientes presentados por los científicos, lo que hace pensar que este miedo a los ofidios es una respuesta muy ancestral presente no solo en los humanos, sino también en otros primates.

 

NEURONAS ESPECIALES PARA DETECTAR SERPIENTES.1.- NEURONAS ESPECIALES PARA DETECTAR SERPIENTES

 

Según explican Lynne Isbell y sus colegas en un artículo publicado recientemente en Proceedings of the National Academy of Sciences of the United States of America (PNAS), existen unas neuronas especializadas en responder rápida y selectivamente a las imágenes de serpientes con mayor rapidez que cualquier otro estímulo. Estas neuronas se encuentran en la parte posterior del tálamo cerebral, en una zona llamada núcleo pulvinar, que procesa la información visual.

 

Este estudio, realizado en macacos, permitió comprobar que la presencia de las serpientes u objetos que se les pudieran parecer en sus cercanías, activó un mayor número de estas neuronas, provocando en los primates una respuesta a su vez más rápida e intensa que con el resto de los estímulos empleados.

 

¿CÓMO RESPONDE EL CEREBRO ANTE UNA POSIBLE AMENAZA?

 2.- CÓMO RESPONDE EL CEREBRO ANTE UNA POSIBLE AMENAZA

El tálamo es la estructura cerebral encargada de recibir información de los sentidos excepto el olfato, y de procesarla luego de manera rudimentaria. Esta información luego pasa a una estructura llamada amígdala cerebral, donde son almacenados estímulos de relevancia y recuerdos, como por ejemplo, que las serpientes pueden ser peligrosas para la vida.

 Así, esta estructura se encarga de avisar del peligro de manera rápida aunque lo que se esté observando finalmente no sea algo peligroso. Esto último le toca definirlo a la corteza cerebral, la cual tarda un poco más en responder y que, de confirmar la amenaza, estimula el incremento de la presión sanguínea, el ritmo cardíaco y la contracción de los músculos, necesarios todos para la huida. Este sistema permite reaccionar rápidamente ante situaciones de riesgo.

 

Pues según estos investigadores, las neuronas especializadas en la detección de serpientes están directamente conectadas con la amígdala y otras estructuras encargadas de las repuestas rápidas, de manera que ante la presencia de ellas la respuesta es de huida automática, incrementando así las probabilidades de supervivencia del animal.3.- serpiente verde

 

Como ves, al parecer el miedo a las serpientes se ha fijado y ha quedado grabado en nuestro código genético desde tiempos muy ancestrales, muy probablemente debido al peligro que estas representaban cuando vivíamos en la naturaleza y éramos muy vulnerables a ellas cada día. Esto explicaría por qué los niños pequeños que nunca han visto una serpiente ni conocen sus potenciales peligros responden también negativamente ante ellas en la mayoría de los casos, respuesta que muchas veces se incrementa a lo largo de la vida debido a la incorporación de recuerdos y experiencias reales o exageradas por el cine y la literatura.

 

¿Eres de esas personas que sienten un miedo irracional hacia las serpientes sin saber por qué? ¿Le temes a las serpientes más grandes del mundo o quizás a la más venenosa?

 

#TarjetaDeDescuentosAnimalCare

Fuente Curiosidades B. /Daril De la Nuez.

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 

Loading...